lunes, 22 de julio de 2013

Soluciones caseras para tiempos de crisis. JABÓN CASERO EN TACOS O JABÓN "DE TAJO".

A petición de una seguidora de este blog, hoy vamos a desarrollar la receta del jabón casero en tacos o jabón "de tajo". No se suele utilizar tanto como los otros tipos de jabones, pues hoy no se lava tanto a mano, pero este jabón es estupendo para quitar manchas difíciles en la ropa, como manchas de fruta, hierba, sangre, tomate, grasa, etc.

 Foto: Mª Cristina Gimeno Ramos


INGREDIENTES:

     - 5 litros de aceite usado.
     - 6 litros de agua.
     - 1 kilo de sosa cáustica.
     - Un puñado de harina (opcional).
     - Un puñado de detergente en polvo para lavar a mano.
     - Una cucharadita  de sal (opcional).

UTENSILIOS:

     - Guantes de goma. 
     - Mascarilla. 
     - Un barreño grande. 
     - Un palo, por ejemplo de fregona, para remover. 
     - Plástico. 
     - Cajón de madera.



MODO DE HACERLO:

Preparamos el barreño y, de los 6 litros de agua, se apartan 1 litro y medio y se disuelve la sosa para que "se apague". El agua tiene que estar un poco caliente para que la sosa se disuelva mejor. Cuidado al echarla pues nos podemos quemar.
Una vez que esté fría la sosa echamos el resto del agua y el aceite poco a poco, removiendo con el palo en el sentido de las agujas del reloj.
Seguimos con la harina, la sal y el detergente, removiendo constantemente. Es muy importante esto último, no debemos dejar de remover.
Preparar un cajón de madera forrado con un plástico. Echamos el jabón y dejamos que cuaje. Antes de que se ponga demasiado duro lo cortamos en forma de pastillas tan grandes como queramos.





jueves, 4 de julio de 2013

En los fogones de Jaén. ENSALADA DE JUDÍAS VERDES O "ENSALADILLA DE MONTAÑA"

A esta ensalada en mi casa la llamamos "ensaladilla de montaña", porque son sabores que asocias a cuando íbamos a la sierra en verano, de ahí el nombre. Es muy fácil de hacer y a los niños les gusta mucho.

Foto: Mª Cristina Gimeno

Ingredientes:

- 250 grs de judías verdes frescas o bien un bote de judías ya cocidas.
- Dos o tres patatas grandes.
- Tres o cuatro tomates.
- Dos huevos.
- Un pimiento verde.
- Un pepino no muy grande.
- Una cebolleta mediana,
- Aceitunas verdes o negras, a gusto.
- Una o dos latas de atún.
- Aceite de oliva virgen.
- Vinagre.
- Sal.

Modo de hacerlo:
  
Cocemos las judías, las patatas y los huevos y dejamos enfriar. Las patatas mejor cocerlas enteras sin pelar, bien lavadas, para luego cortarlas en rodajas.
En un bol vamos poniendo las judías, las patatas y los huevos troceados, a los que añadimos los tomates pelados y troceados junto con el pimiento, el pepino y la cebolleta, también picaditos.
Añadimos el atún y las aceitunas. 
Por último aliñamos con la sal, el aceite y el vinagre, a gusto.
La ponemos en el frigorífico durante unas horas para que esté fresquita.


Buen provecho.



    

miércoles, 3 de julio de 2013

El Nacimiento del Río San Juan en CASTILLO DE LOCUBÍN


Pozas en el nacimiento del río San Juan. Castillo de Locubín
(foto: archivo propio)


Localización: SO de la Provincia de Jaén
Comarca: Sierra Sur
Municipio: Castillo de Locubín
Río: San Juan
Distancia: 4 km. al NE del casco urbano
Acceso: carretera C-3221 Valdepeñas de Jaén - Castillo de Locubín.
Altitud: 680 m. sobre el nivel del mar.


Aguas cristalinas en el nacimiento del río San Juan
(foto: archivo propio)

¿CÓMO ACCEDER?

Una vez que llegamos a Castillo de Locubín por la Nacional-432 hemos de tomar la carretera C-3221 que conduce a Valdepeñas de Jaén. A poco más de un kilómetro del casco urbano, la carretera cruza el propio río San Juan por un estrecho puente e inicia un ascenso. Pasado un kilómetro desde el puente sale a la derecha un desvío hacia el nacimiento que está señalizado en un cartel de madera. Se trata de una estrecha pista asfaltada de aproximadamente 2 km. de longitud que nos llevará directamente hasta el mismo nacimiento.

Mapa del término municipal de Castillo de Locubín
Localización del nacimiento del río San Juan


EL NACIMIENTO DEL RÍO SAN JUAN

A los pies de los cerros de La Serrezuela y La Nava, este idílico paraje rodeado de vegetación tiene en la abundancia de agua que brota del interior de la montaña su principal característica. No sólo abundante, también cristalina y muy fría, lo que unido a lo sombrío del lugar, por estar encajonado entre montañas y por lo tupido de la vegetación, hace difícil la cría de peces. La surgencia de agua del nacimiento ha originado unas pozas de poca profundidad en las que, desde su suelo, el líquido elemento burbujea hasta la superficie en un curioso espectáculo.
El conjunto resulta de gran belleza, y un recurso natural de primer orden, por lo que hace unos años se convirtió en área recreativa para disfrute de vecinos y foráneos. Una buena opción para refresacarse en verano.

El nacimiento del río San Juan presenta una magnífica estampa para el disfrute de la naturaleza
(foto: archivo propio)

Vista parcial de las pozas del nacimiento del río San Juan
(foto: archivo propio)


EL RÍO SAN JUAN

Nace en la Cordillera Subbética, en la zona occidental de la Sierra de Alta Coloma. Junto con el río Víboras, constituyen los aportes más importantes de cabecera del río Guadajoz, afluente a su vez del Guadalquivir por su margen izquierda ya cerca de la capital cordobesa. En el curso alto del río, éste discurre por un estrecho valle excavado sobre arcillas margosas terciarias entre los bloques calcáreos de montes de esta sierra.

Río San Juan
(foto: archivo propio)


FLORA Y FAUNA DEL PARAJE

El entorno del nacimiento del río San Juan se caracteriza por un paisaje típicamente mediterráneo, con la encina (Quercus ilex) y la coscoja (Quercus coccifera) como protagonistas, que pueblan los montes circundantes. Otras plantas presentes son el lentisco (Pistacia lentiscus), la jara blanca (Cistus albidus), el tomillo (Thymus mastichina) y el romero (Rosmarinus officinalis). Pero sin duda es el álamo blanco (Populus alba) la especie más abundante junto al nacimiento y la ribera del río. Un poco más abajo, ya cerca de Castillo, esta vegetación deja paso a los olivos, cerezos y las huertas tradicionales.
Entre la fauna destaca la avícola, asociada principalmente a los roquedos, muy frecuentes en esta zona de la sierra. Anidan en el entorno la collalba negra (Oenanthe leucura), el chochín (Troglodytes troglodytes) y el roquero solitario (Monticola solitarius), destacando sin embargo el búho real (Bubo bubo), de mayor porte. La lagartija colilarga (Psammodromus algirus), la avispa alfarera (Eumenes caniculata) y la hormiga león (Myrmeleon formicarius), son otras especies interesantes visibles en este paraje.

Roquedos en el entorno del nacimiento del río San Juan
(foto: archivo propio)



Bibliografía:

- VVAA. Jaén, Pueblos y Ciudades. Jaén, 1997.


 

martes, 2 de julio de 2013

He tenido el honor de ser el Primer Premio del II Certamen de Poesía de la Agrupación de Cofradías de la ciudad de Jaén



Nuestra Señora de los Dolores de la Congregación del Santo Sepulcro de Jaén
(foto: archivo propio)

Cuando me llamó Doña Manuela Rosa Jaenes, Jefa de Sección de Diario Jaén, no me lo creía. Me habían concedido el primer premio del II Certamen de Poesía de la Agrupación de Cofradías de Jaén. La noticia iba a salir en el periódico y necesitaba una fotografía para ilustrar el artículo. Seguidamente se ponía en contacto conmigo el presidente de la Agrupación de Cofradías, Don José Paulano Martínez, que me confirmaba la buena nueva.
Efectivamente, el pasado Domingo 30 de Junio salía publicada la poesía completa con una breve referencia bibliográfica junto a mi fotografía.
El día 20 de Septiembre de 2013, en el Teatro "Infanta Leonor" de Jaén tendrá lugar el acto en el que se hará entrega de los premios de los concursos de poesía y relato corto, así como de los galardones "a una vida cofrade".

La poesía "Oración de Jaén a Nuestra Señora":

Se trata de una composición dividia en cinco sonetos, de catorce versos cada uno (dos cuartetos y dos tercetos), endecasílabos y de rima consonante. El soneto es una forma poética que, particularmente, me resulta muy cómoda a la hora de componer.
El tema propuesto por la Agrupación de Cofradías para el concurso de poesía era la "Semana Santa de Jaén". El caso es que las buenas ideas vienen así, de repente, y a mí se me ocurrió crear una Oración que la misma Jaén, como ente alegórico, reza a la Virgen María. La Oración hace alusión al dolor de Nuestra Señora en el trance de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Intercaladas aparecen, en orden, las distintas advocaciones de las Vírgenes que realizan su estación de penitencia por las calles de Jaén durante la Semana Santa, y que aparecen resaltadas en cursiva.
Quisiera, por último, dedicar esta poesía y el premio a mi madre, María Cristina Gimeno Ramos, por animarme a presentarme al concurso y por estar siempre ahí, confiando en mis recursos y posibilidades literarias, mucho más de lo que yo suelo hacerlo. 


Oración de Jaén a Nuestra Señora

I

Ave María, de gracia infinita,
Señora de este pueblo que te adora,
atiende mi plegaria en esta hora,
siente mi corazón que en Tí palpita.

La humilde gente que en Jaén habita,
Por los siglos y siglos hasta ahora
Por la divina intercesión implora
A tus miles de imágenes benditas.

Ésta es tu terrenal y fiel morada,
pues en el mundo no hay mayor amor
que el que profesa esta tierra humillada

que levanta santuarios en tu honor
y eleva hacia tu Reino su mirada
cantando tu excelso Nombre en clamor.

II

En Belén se hizo la Paz encarnada,
gran Consolación de la humanidad,
dulce acto de suprema Caridad,
por nuestra redención tan anhelada.

Estrella radiante de luz dorada,
vieron los cielos tan grande humildad
que en tu fértil vientre fue la Verdad,
Templo gentil, Virgen Inmaculada.

Más tu alma, Madre abnegada, sabía
de tu fatal designio ineludible,
pues el Salvador de tu entraña habría

de sacrificar su vida finible
como Hombre que al Desamparado hacía
merecedor de la vida intangible.

III

Contemplad, desdichados hijos de Eva,
las Lágrimas que la Madre derrama,
la terrible Amargura de la que ama,
más su amor por el pecador renueva.

Clavados puñales de plata lleva.
¡Mirad a la Madre de Dios que clama!
No cabe Mayor Dolor en su drama.
No hay peor trance que tan dura prueba.

Angustias en tu pecho traspasado.
En el Gólgota el Redentor padece
la incomprensión de un mundo deshonrado.

El semblante de Jesús languidece,
y aunque tu corazón se ha destrozado,
luz de Esperanza en la oscuridad crece.

IV

Siete Palabras desde la Cruz Santa:
“En tu mano, Padre, mi alma encomiendo”.
Todo consumado, se oye un estruendo.
Póstrate, humanidad, ante sus plantas.

Un grito se desgarra en la garganta,
y la pena acaba palideciendo
tu espíritu, Rosa mística, viendo
cómo la Muerte la Vida quebranta.

Dolores por la pasión y el tormento.
Dolores por esta Cruz, ya desnuda.
Dolores por el tenaz desaliento.

Quedas enlutada, en Soledad muda.
La Muerte torva envuelve el firmamento
en su manto de tiniebla y de duda.

V

Raya el amanecer del tercer día.
Nace el sol, que vence a la noche oscura.
La piedra apartada en la sepultura
deja entrever una losa vacía.

Se ha obrado el milagro, la profecía.
Recobre tu semblante la hermosura.
Troca las ropas negras en blancura.
Tu Hijo ha derrotado a la Muerte impía.

Victoria, Aleluya, ha resucitado.
Regocíjate, María, contemplando
la gloria del nuevo día dorado.

Y contigo Jaén ora entonando
alabanzas y cánticos arrobados,
mientras rezan sus campanas, tocando.


Jesús Molina Gimeno
Abril 2013