jueves, 6 de junio de 2013

El Corpus Christi en VILLARDOMPARDO


Uno de los Altares del Corpus Christi de Villardompardo
(foto: archivo propio)

A pesar de contar con algo más de 1.000 habitantes, la celebración del Corpus Christi en Villardompardo, un pueblo de La Campiña jiennense, es absolutamente grandiosa. Tiene el honor de contarse entre las festividades del Corpus más importantes de la Provincia de Jaén y de la región de Andalucía, por lo que ya se han iniciado los trámites para su declaración como Fiesta de Interés Turístico, que espero se consiga muy pronto. Porque, no sólo se trata de conservar la vertiente estética de la fiesta, o premiar el titánico esfuerzo que pone el pueblo de Villardompardo, también de reconocer y valorar la antigüedad de esta celebración. La fiesta del Corpus Christi, tal y como la conocemos actualmente, con esa particular proliferación de grandes y vistosos altares por las calles del pueblo, tiene más de medio siglo de tradición. Fotografías en blanco y negro de los años 40 y 50 así lo atestiguan. Pero la historia de esta fiesta se remonta nada más y nada menos que al siglo XVI, concretamente a 1564, año del que se conserva un documento que supone el primer testimonio de la celebración del Corpus Christi en Villardompardo.
Efectivamente, resulta encomiable el ahínco de unas pocas y sencillas gentes que, literalmente, transforman por completo el aspecto urbano de la villa a lo largo de todo el recorrido por el que transita la procesión: banderolas y colgaduras, sábanas bordadas y mantones, objetos y mobiliario particulares que aportan los propios vecinos, macetas y plantas, calles tapizadas de verde -hierbas, juncia, romero, flores silvestres- y alfombras florales que aportan una embriagadora fragancia y un intenso colorido. Pero sobre todo, los Altares, grandes, gigantescos, que honran el paso de Jesús Sacramentado. Y no crean que los villariegos y las villariegas, como se les denomina a los habitantes de esta localidad, se conforman con instalar los mismos monumentos todos los años. No. En cada edición de esta singular fiesta nos sorprenden con nuevos diseños cargados de imaginación, de trabajo y, fundamentalmente, de Fe. Podrán deducir, por tanto, que la festividad del Corpus en Villardompardo no se prepara de la noche a la mañana, sino prácticamente a lo largo de los 365 días del año. Y es que, por encima de las fiestas patronales, con permiso de San Francisco de Asís y Nuestra Señora del Rosario, la fiesta del Corpus es la fecha más señalada en el calendario festivo villariego.
No es de extrañar que esta tradición despierte la curiosidad de gentes que provienen de otros puntos de la provincia, de la región e incluso de fuera de Andalucía.
El trabajo más intenso comienza en Villardompardo la víspera del Domingo del Corpus, es decir, el sábado por la tarde, cuando vecinos y vecinas se disponen a montar los Altares y adornar todo el recorrido de la procesión. Obviamente, las labores culminan bien entrada la madrugada, pero todo el trabajo transcurre en un agradable ambiente de convivencia vecinal en el que, por qué no, también se come y se bebe. El Domingo por la mañana, ya desde muy temprano, se puede observar a multitud de personas paseando por las calles para contemplar estos magníficos monumentos. A media mañana tiene lugar la solemne Eucaristía en la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia, tras la cual llega el momento tan esperado de la procesión. La Custodia que porta la Sagrada Forma es de tipo "sol", en plata sobredorada y de estilo neobarroco, y es portada en unas pequeñas andas que llevan cuatro personas que se van turnando a lo largo del recorrido. Sacerdote, autoridades, representantes de las cofradías de pasión y gloria, la banda de música de la localidad y todo el pueblo en masa acompañan al Santísimo, que se va deteniendo en cada uno de los Altares, mientras la gente lanza pétalos de flores a su paso.

La Custodia del Santísimo de Villardompardo
(foto: archivo propio)
Y como el empeño ha sido grande, y el trabajo, duro, los villariegos no desmantelan los Altares hasta la noche del Domingo para que los más rezagados puedan disfrutar aún durante la tarde de estas impresionantes obras de arte efímeras.


ALTARES DEL CORPUS DE VILLARDOMPARDO 2013

Señor, Ilumíname

2013: Año de la Fe

Uno de los muchos altares que se sitúan en la calle principal de la población:
la Avenida de Andalucía

Esta curiosa máquina de coser ha bordado en una pieza de tela la frase: Palabra de Dios

Original altar consistente en un enorme cáliz hecho con latas de refresco

Oriéntanos hacia tí, Señor

Altar de la Virgen de Atocha junto a su ermita

Elaborado altar en la Calle San Francisco de Asís

Alfombra roja y rica ornamentación en el altar de la calle Virgen de la Cabeza

Jesús, Pescador de Hombres


LA PROCESIÓN DEL CORPUS CHRISTI
VILLARDOMPARDO 2013

.

.

.


FOTOGRAFÍAS: JESÚS MOLINA GIMENO


 

3 comentarios:

  1. Gracias por sus palabras, me han emocionado. El dia grande de este pequeño pueblo ha de conocerse y reconocerse. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas Gracias de parte mía y sobre todo de parte de mis convecinos villarengos que cada año hacen de este día el mas esperado por todos en nuestro pueblo. Gracias de parte de un villarengo orgulloso de su pueblo!!!

    ResponderEliminar
  3. Como Jesús demostró su humildad sobre un borriquillo; aquí, lejos de oropeles, va sobre sencillas andas. El pueblo muestra su amor y honran su paso a través de su esfuerzo y trabajo. M.J.S

    ResponderEliminar