martes, 25 de diciembre de 2012

Los tesoros de la Catedral de Jaén. "LA VIRGEN DE LA CINTA" o "LA SAGRADA FAMILIA"


Virgen de la Cinta o La Sagrada Familia. Pedro Machuca.
Museo Diocesano de la Catedral de Jaén 
(foto: archivo propio)
 

Título: Virgen de la Cinta o La Sagrada Familia
Autor: Pedro Machuca
Cronología: hacia 1520
Técnica: óleo
Soporte: tabla
Medidas: 84 x 70,5 cm.
Localización: Museo Diocesano. Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen
Municipio: Jaén


LA VIRGEN DE LA CINTA

El tema de la Sagrada Familia fue uno de los motivos favoritos de la pintura religiosa renacentista, compitiendo los artistas por ser creativos y originales a la hora de representar la escena que tiene como protagonistas a la Virgen con el Niño, San José, y, en ocasiones, San Juan Bautista niño. 
La escena que representa Machuca en esta tabla es muy rica en simbología. Sobre un fondo general oscuro se adivina, sin excesiva nitidez, el rostro taciturno de un San José mucho mayor en edad que la Virgen, que parece contemplar a María y a Jesús desde la distancia. El artista ha sabido expresar esta realidad sumergiendo la figura del santo patriarca en la oscuridad del fondo y, como si estuviese ensimismado en sus pensamientos, ha apartado su mirada directamente de la escena principal del cuadro, que es la protagonizada por la Virgen y el Niño Jesús, que, con San Juan Bautista, forman un grupo mucho más iluminado en primer plano.
María y Jesús adoptan actitudes contrapuestas en la escena, que no excluyentes. Frente a la serena dulzura de la Virgen (tomada claramente de las Madonnas de Rafael) que contempla a su Hijo con imperturbabilidad manifiesta, un Jesús casi sollozante se vuelve hacia su Madre buscando refugio y consuelo en sus reconfortantes brazos. Madre e Hijo parecen entrelazarse en un diálogo silencioso centrado en el misterio de la redención que Jesús debe llevar a cabo con su muerte en la cruz. Apartando el paño que cubre a Jesús, María desvela el misterio hecho carne, resaltando así la humanidad del Hijo de Dios, que un San Juanito absorto contempla extasiado con contenida admiración. La manzana que el Bautista sostiene en su mano evoca el pecado original del primer Adán que Jesús, nuevo Adán, debe borrar con su muerte redentora. Así, Juan Bautista, que será en su edad madura precursor de Cristo, parece anunciar ya el sacrificio de la cruz, anuncio ante el que Jesús, humanamente, sólo puede reconfortarse en el regazo protector de su madre.


EL AUTOR: PEDRO MACHUCA

Pedro Machuca (1490-1550) fue un pintor y arquitecto renacentista español nacido en Toledo. Junto con Pedro Berruguete, Diego de Siloé y Bartolomé Ordóñez, es considerado como uno de los artistas responsables de la introducción del estilo renacentista a la manera de Italia en suelo español.
Efectivamente, Machuca se formó en Italia, estimándose que podría ser el Pedro Spagnuolo que algunos documentos mencionan como discípulo de Miguel Ángel. Allí hubo de conocer la pintura de Rafael Sanzio, cuyo estilo revelan sus obras.
De regreso a España en 1520 trabajó como pintor en la Capilla Real de Granada, así como en Jaén, Toledo y Uclés, además de ocuparse, por encargo del Emperador Carlos V, de la erección de su nuevo palacio en la Alhambra, el edificio más italianizante alzado en suelo español.
Su producción pictórica es muy corta. Entre sus obras destacan la Virgen del Sufragio y El Descendimiento de la Cruz, ambas en el madrileño Museo del Prado, la Bajada al Limbo de la Capilla Real de Granada y esta Virgen de la Cinta de la Catedral de Jaén.
Precisamente en Jaén dejó algunas obras importantes a su regreso de Roma en 1520. Junto con Juan López de Velasco realizó en ese año el retablo de la capilla de Nuestra Señora de la Consolación, desaparecido en la guerra civil española. Corrió mejor suerte el retablo de San Pedro de Osma, realizado en 1546 para la Sala Capitular de la Catedral de Jaén. Por otro lado, se le atribuye la autoría de una Piedad, obra pictórica también conservada en el Museo Diocesano de la Catedral.
Dado su mimetismo con la obra rafaelesca, la Virgen de la Cinta fue atribuida en un principio a Giulio Romano, más tarde a Julio de Aquiles y, tras estudios más exhaustivos, finalmente a Machuca, pues su autoría es plenamente reconocida actualmente por todos los especialistas. Debió pintarla en su primera estancia en Jaén, en 1520, y parece ser que regaló la tabla al cabildo de la Catedral. Actualmente se puede admirar en el Museo Diocesano, situado en el Panteón de Canónigos de la Catedral de Jaén
 

Décimo de la lotería de Navidad del año 2000 en el que aparece la Virgen de la Cinta

Como curiosidad, la Virgen de la Cinta o La Sagrada Familia de Pedro Machuca fue la imagen elegida para ilustrar los décimos del sorteo de la Lotería de Navidad del 22 de Diembre del año 2000.


Bibliografia:

- Martínez Rojas, Francisco Juan. La Catedral de Jaén. La Exposición Permanente de Arte Sacro. Tomo V. Jaén, 2006.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario