jueves, 6 de diciembre de 2012

El Puente Renacentista de San Bartolomé de MARMOLEJO


Vista del Puente de San Bartolomé desde su lado Oeste
(foto: archivo propio)

¿Cómo llegar?

Marmolejo se encuentra situado en el Noroeste de la Provincia de Jaén, lindando con la vecina Provincia de Córdoba. Pertenece a la comarca de La Campiña Norte. La autovía A-4 Madrid-Cádiz pasa junto a la localidad, por lo que es muy fácil acceder a ella.
Una vez en el pueblo debemos tomar la carretera A-420 que une Marmolejo con la vecina población cordobesa de Cardeña a través de Sierra Morena. La carretera sale del núcleo de población e inicia un descenso hasta la ribera del Río Guadalquivir, cuyo cauce salva el puente que nos ocupa. La distancia es de un kilómetro y medio aproximadamente. Junto al puente se localiza el famoso Balneario de la localidad.

El Puente de San Bartolomé
 
Se trata de uno de los hitos histórico-artísticos más importantes de Marmolejo, junto a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Paz y el Balneario de aguas medicinales que brotan junto al mismo cauce del Río Guadalquivir. Precisamente puente y balneario ligaron su existencia desde que se descubrió la utilidad terapéutica de las aguas de estos manantiales a finales del siglo XVIII (cuyas primeras noticias aparecen en el Tratado sobre las principales fuentes medicinales de Andalucía, Juan de Dios Ayuda, 1794) y comenzaron a construirse las primeras instalaciones. Pero antes de que miles de bañistas convirtieran en bullicioso este tranquilo paraje, ya existía un elemento arquitectónico en el entorno: el Puente de San Bartolomé, posiblemente llamado así por inaugurarse el día de la onomástica de este Santo, el 24 de Agosto.

Tarjeta postal de 1920
Nótese que en el título se dice "Puente Romano", confusión sobre el origen de esta construcción 

Las obras del puente de San Bartolomé se iniciaron en 1550, a expensas de los propios vecinos y bajo las órdenes del maestro de cantería Benito del Castillo, hermano del famoso Francisco del Castillo "el Mozo", pertenecientes a una familia de arquitectos oriundos de Jaén. El objetivo era enlazar el núcleo urbano y las zonas de vega con la sierra, finalizándose su construcción en 1587. Es digno de destacar la cuidada ejecución y la elegancia de líneas. El trazado sigue de cerca el diseño del Puente de Ariza (Úbeda) sobre el río Guadalimar, también del siglo XVI, pues como éste presenta un ligero alomamiento.
El puente tiene una orientación noroeste-sureste. Está formado por siete ojos, dos de ellos de mayor anchura que los otros, y su fábrica está compuesta de aparejo regular de sillares de piedra rojiza. La primera fase constructiva, de estilo renacentista, se corresponde con el actual tramo septentrional, más elevado debido al desnivel existente entre ambas orillas. Está formado por tres arcos de medio punto. Sus bóvedas de cañón apean sobre pilas que poseen tajamares, triangulares de remate piramidal aguas arriba, es decir, de donde procede la corriente, redondeados con remate cónico aguas abajo. Los tajamares son elementos constructivos que hacen que los puentes ofrezcan mayor resistencia a la fuerza de la corriente, de ahí que presenten esa forma angular en el lado expuesto a ella para cortar el agua y repartirla de igual forma por ambos lados de la pila. Dado el mencionado desnivel entre las orillas, el arco situado más al norte presenta un ligero peralte.
Idéntica estructura se repite en la segunda fase constructiva del puente, que se corresponde con la parte meridional, y que fue ejecutada en la segunda mitad del siglo XIX, posiblemente tras algún derrumbe. De hecho, en el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar (Pascual Madoz, 1845-1850), se dice acerca de este puente de Marmolejo que "está cortado desde hace muchos años y se pasa por unos tablones". Las obras de recuperación del puente debieron correr paralelas a las de las instalaciones creadas por Don Eduardo León y Llerena una vez que adquiere en subasta el humilde complejo que gestionaba hasta entonces el propio Ayuntamiento de Marmolejo y del que ya no podía hacerse cargo. El nuevo y ampliado Balneario es inaugurado en 1893, por lo que deducimos que el puente de San Bartolomé estaba ya completo para esa fecha, como también lo demuestran las tarjetas postales que se comercializarán poco después. 
El tramo decimonónico del puente está compuesto por cuatro arcos de medio punto y tajamares angulares a un lado y cilíndricos al otro, siguiendo el esquema original. Se compone de sillería regular en los frentes de los arcos y ladrillo enfoscado en las bóvedas de cañón.
El Puente sigue en uso en la actualidad y soporta el tráfico rodado que trancurre por la carretera anteriormente citada entre Marmolejo y Cardeña. Hace poco más de un año, el 6 de Octubre de 2011, la Junta de Andalucía inscribió este monumento, junto con el Balneario y sus jardines, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, y con la tipología de "Sitio Histórico".

Puente de Marmolejo desde su lado Este
(foto: archivo propio)



Bibliografía:

- Madoz, Pascual. Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar. 1845-1850.
- VVAA. Jaén Monumental. Jaén, 1992.
- Web del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico



3 comentarios:

  1. Hola, Jesús,
    estupenda lección sobre el puente de San Bartolomé, fijate que con los años que llevo yendo,ya que José M es de allí, siempre le hemos dicho el Puente del Guadalquivir o el Puente del Balneario, ahora cuando se lo diga, dirá, pues claro, se llama así.
    Hace poco lo restauraron y le dieron ese aspecto actual de juntas marcadas, aunque voy a buscar en mis archivos para mandarte fotos antiguas y actuales, por gusto de que las tengas.Igualmente te buscaré del Puente de Ariza, antes de la inundación, para cuando hagas la entrada, particularmente me encantaba ese puente, besos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Chelo, toda información es bienvenida. Me alegro de que os gustara el artículo.

    ResponderEliminar
  3. La restauración de este puente es un sacrilegio.

    ResponderEliminar