martes, 16 de abril de 2013

Hermandad del Ecce Homo y Jesús en la Columna. ALCALÁ LA REAL


El Verdugo, uno de los personajes de la Hermandad
(foto: archivo propio)


HERMANDAD DEL ECCE HOMO
Y JESÚS EN LA COLUMNA

Escudo de la Hermandad
Fundación: Siglo XVII, como filial de la Cofradía del Dulce Nombre. Año 1987, como Hermandad independiente.
Hábitos: muy diferentes y pintorescos para cada personaje. Destacan los "rostrillos".
Titulares: Lienzos del Ecce Homo y Jesús en la Columna; antiguo y nuevo Gallardete de Jesús en la Columna; Cristo crucificado de la Expiración.
Cultos: Quinarios a los dos lienzos y al gallardete.

Banda de tambores y cornetas de los judíos
(archivo propio)

La Cofradía del Ecce Homo y Jesús en la Columna es, de las que conforman la Semana Santa alcalaína, la que presenta un patrimonio inmaterial más rico. Al ver desfilar los diferentes personajes en el cortejo procesional y contemplar las diferentes representaciones que realizan en medio de la calle, es inevitable pensar en el espíritu contrarreformista del siglo XVII, el sentido evangelizador de las cofradías de entonces, los autos de fe...
Y, afortunadamente, esta Cofradía quedó anclada en ese pasado barroco, ofreciéndonos momentos únicos, dejando en sus pasos y pregones un sello peculiar con regusto de otras épocas. El resultado es tan extraño para el visitante, que causa verdadera impresión el espectáculo teatral, folclórico y colorista que muestra esta Cofradía en su estación de penitencia.


HISTORIA

Como filial de la Real Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, estuvo ligada a ella hasta los años ochenta del pasado siglo XX, momento en que, como otras cuadrillas que pertenecían a dicha Cofradía, se independiza. Concretamente la del Ecce Homo y Jesús en la Columna lo hace en el año 1987.
Pero esta agrupación tiene una historia de siglos. Habría que remontarse hasta mediados del siglo XVI. Parece ser que para esta fecha la cuadrilla de Jesús en la Columna formaba parte de la Cofradía de la Santa Vera Cruz. Posiblemente nutrida de soldados de la tropa de la ciudad, en sus manifestaciones públicas de penitencia representaban "pasos" como el de la "Sentencia", la "Túnica" o los "Sayones" maltratando a Cristo, adoptando así esta Hermandad una vocación de catequesis visual para los fieles. Algunos pasos se perdieron, como los de los "Ángeles" o "Abraham", otros continúan aún vigentes.
La cuadrilla del Ecce Homo surge presumiblemente a lo largo del siglo XVII, quizás ya en la segunda mitad de esta centuria, en el seno de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús. Representaban una serie de "pasos" del Antiguo y Nuevo Testamento en la estación de penitencia del Viernes Santo por la mañana junto a su Cofradía matriz: "Profetas", "Rey David", "Simón Cirineo", "Longinos"... Y también, como en el caso anterior, algunos desaparecieron.
A principios del siglo XIX, con la desaparición de cofradías y hermandades a consecuencia de las leyes desamortizadoras, la cuadrilla de Jesús en la Columna pasa a formar parte de la Cofradía del Dulce Nombre, fundiéndose con la del Ecce Homo en una sóla filial.
En 1987 se acuerda iniciar el proceso de independencia de la Hermandad con respecto a la Cofradía matriz del Dulce Nombre, culminando tal empresa en Marzo de 2000 con la aprobación definitiva de sus estatutos por parte del Obispado de Jaén.
 

TITULARES

La Cofradía tiene varios titulares a los que da culto. 
El lienzo o lámina del Ecce Homo, enmarcado en plata, es una pintura barroca, de posible escuela granadina, que nos presenta un primer plano del rostro sangrante de Jesucristo en el momento posterior a la humillación y golpes propinados por los soldados romanos. Lleva manto rojo, corona de espinas y se encuentra atado a una caña. Sale en procesión el Viernes Santo por la mañana portado por dos sayones judíos con máscaras. El resto del año se deposita en la casa particular del primer Hermano Mayordomo.
Posiblemente del siglo XVII sea también el lienzo o lámina de Jesús en la Columna, que nos presenta la escena en la que Jesucristo, atado a la columna, es azotado por dos sayones. Sale en procesión el Jueves Santo por la noche, junto a la Cofradía del Señor de la Humildad y María Santísima de los Dolores. El resto del año se encuentra en el domicilio particular del segundo Hermano Mayordomo.
En la misma estación de penitencia referida sale también el Gallardete de Jesús en la Columna, del siglo XVII asímismo. En el centro del estandarte, de nuevo la imagen de Jesús azotado por dos sayones, mientras que alrededor del dibujo podemos apreciar diferentes instrumentos y símbolos de la pasión: clavos, martillo, tenazas, escalera, cáliz, gallo..., todos en plata, sobre fondo de terciopelo negro. Se guarda en la casa del tercer Hermano Mayordomo. Existe un Gallardete nuevo, obra del siglo XX, pero que no procesiona.
El Domingo de Ramos tiene lugar el sorteo (Cabildo de Suertes) de estos titulares entre los hermanos, para que, pasada la Semana Santa, permanezcan en sus domicilios particulares durante el resto del año.
El último de los titulares en incorporarse a la Hermandad es un Cristo Crucificado, bajo la advocación de la Expiración, obra de "Arte Martínez" de Horche (Guadalajara), del año 2008. Se trata de una imagen más pequeña del tamaño natural que es portada en unas sencillas andas de madera por mujeres hermanas de la Cofradía y que participa en las diferentes representaciones o "pasos" a lo largo del recorrido procesional, especialmente en el "paso de la lanzada" o de Longinos. Sale en procesión el Viernes Santo por la mañana junto al Ecce Homo.

Cristo de la Expiración
(foto: archivo propio)


LA PROCESIÓN DEL VIERNES SANTO POR LA MAÑANA

El cortejo procesional de esta Hermandad en el Viernes Santo por la mañana se abre con el estandarte y la banda de tambores y cornetas de los "judíos", que visten pantalón bombacho rojo, chaquetas verdes con solapas y puños en rojo, corbatas negras (símbolo de luto), calcetines blancos y botas rojas. Sobre sus cabezas lucen un singular casco tocado con flores. Precisamente, un rasgo muy característico de la Hermandad es su colorido. El rojo, símbolo de la sangre, y el verde, símbolo de la esperanza, son los más abundantes en las vestimentas de estos "judíos".


Banda de tambores y cornetas de los judíos
(foto: archivo propio)

Tras la banda, una serie de sayones judíos ataviados de la misma manera pero con rostrillo y tocados con coleto rojo en vez de casco, portan sobre pequeños cojines los instrumentos de la pasión: flagelos, columna, corona de espinas, manopla (bofetada a Jesús), túnica, tenazas, clavos y escalera.

Sayones judíos portan los instrumentos de la pasión
(foto: archivo propio)

Fuertemente escoltado por soldados romanos, sigue la figura de Poncio Pilatos, vestido al modo romano. A su lado va un ayudante, que porta una jarra con agua y una jofaina para el acto del lavatorio de las manos. Este "paso" del lavatorio de las manos y la Sentencia a Jesús se realiza a la salida de la procesión de la Iglesia de Consolación.

Poncio Pilatos y su ayudante
(foto: archivo propio)

A continuación, el titular de la Hermandad, el Ecce Homo, es presentado por dos sayones judíos. Tras Él, los pregoneros. Se trata de cinco personajes vestidos con traje oscuro, zapatos negros y sombrero de ala ancha tipo "cordobés" con lazo violeta. Son los encargados de entonar una composición mezcla de poesía y prosa, de musicalidad peculiar. Una tradición oral transmitida entre los cofrades, que no siempre tiene relación con las representaciones que se realizan.

Lienzo del Ecce Homo portado por dos sayones judíos
(foto: archivo propio)

Dos sayones judíos portan el lienzo del Ecce Homo. Tras ellos, los pregoneros.
(foto: archivo propio)  

Vídeo de los Pregoneros
(archivo propio)

El Verdugo lleva maniatados con una cuerda al buen ladrón Dimas y al mal ladrón Gestas. Ambos reos visten sambenitos con capirote, típicos de los castigados por la Inquisición en otros tiempos, blanco para Dimas, símbolo de inocencia, y amarillo para Gestas, símbolo de condenación. Esta circuntancia también se detecta en el color de sus respectivos "rostrillos": de color carne para el buen ladrón, y negro para el mal ladrón. Durante la representación del paso de "Longinos", el verdugo hace restallar su látigo de esparto, que porta consigo, flagelando ficticiamente. Después, pregunta a los ladrones sobre Jesús con una serie de gestos.

El verdugo acarrea al buen ladrón Dimas y al mal ladrón Gestas
(foto: archivo propio)
 

Precisamente, la representación del paso de "Longinos" es uno de los momentos más interesantes de la estación de penitencia de esta Hermandad. Longinos, centurión romano que, según la tradición, atraviesa el costado de Cristo con una lanza, se coloca delante de la imagen del Crucificado. Está acompañado de un "lazarillo", un niño pequeño que lo guía, pues según la leyenda medieval Longinos era ciego y es curado de su ceguera por la sangre y el agua que brotan de la herida. Antes de atravesar el costado de Cristo, Longinos se arrodilla hasta tres veces, quizás porque en su foro interno sabe que no está bien lo que va a hacer. Y el niño lazarillo le dice al oído cuántos pasos hay desde donde se encuentra hasta el Crucificado. Mientras, los pregoneros entonan sus particulares composiociones. A la representación asisten los componentes de la tropa judía: capitán, alférez, sargento y cabos. Éstos portan un flagelo, una espada o una alabarda, y tienen máscaras de color negro y rasgos embrutecidos. Cierran el cortejo procesional, escoltando la imagen de Cristo Crucificado. Son protagonistas de algunos de los pasos que se escenifican, como por ejemplo, el paso de "Simón de Cirene". En un momento determinado de la procesión, prácticamente después de salir ésta del templo, los sayones de la tropa sacan a Simón "el Cirineo" de entre el público y le obligan a ayudar a portar la Cruz de Jesús, lo que realiza simbólicamente cogiendo una cinta morada que está atada a la misma y haciendo todo el recorrido detrás del trono del Nazareno. Lleva también rostrillo y va vestido con traje morado y sombrero "cordobés".
La tropa es parte activa en los pasos de la "Venta de Jesús" y el "Arrepentimiento de Judas", aunque éstos los comentaremos con mayor detenimiento en la Hermandad de los Apóstoles. 

Escenificación del paso de "Longinos"
(foto: archivo propio)



Bibliografía:

- Siles Reyna, Miguel. Las Hermandades de Alcalá la Real. En Jaén y su Semana Santa. Tomo II. 1992.


Enlaces:

Hermandad del Ecce Homo y Jesús en la Columna en FACEBOOK (Dale de paso al "Me gusta")
- Semana Santa de Alcalá la Real




No hay comentarios:

Publicar un comentario