jueves, 4 de noviembre de 2010

Iglesias de Jaén. Iglesia de San Félix de Valois de JAÉN


Fachada principal de la Iglesia de San Félix de Valois de Jaén
(foto: archivo propio)

Hoy se celebra la festividad de San Félix de Valois (1127 - 4 de noviembre de 1212), santo ermitaño francés que ayudó a San Juan de Mata a fundar la Orden de la Santísima Trinidad para la redención de cautivos. 
Se da la circunstancia de que en la ciudad de Jaén se encuentra la única parroquia en España bajo la advocación de este santo.

UN POCO DE HISTORIA
 
El 27 de Junio de 1963 el Nuncio de Su Santidad, Monseñor Riberi, y el Obispo de Jaén, Don Félix Romero Mengíbar, puesieron la primera piedra de este nuevo templo.
Obra de Francisco de Paula López Rivera, se terminó de construir en 1968 para dar servicio al barrio de Peñamefécit y el nuevo eje de expansión urbanística de la ciudad en esos momentos: la Avenida de Andalucía, conocida popularmente aquí en Jaén como "Gran Eje".
El 28 de Febrero de ese mismo año, el Obispo procedía a bendecir e inaugurar el nuevo templo, que en los primeros meses dependió de la Parroquia de Santa Isabel. El día 1 de Marzo de 1969 el Obispado crea la Parroquia de San Félix de Valois, desgajándose de Santa Isabel y adoptando una demarcación propia. Su primer párroco fue Don José María García Barrio, el cual ejerció su apostolado durante algo más de seis años.
Recientemente, desde el año 2004, es sede canónica de la Hermandad Sacramental de Jesús Salvador en su Santa Cena y María Santísima de Caridad y Consolación, que realiza su estación de penitencia en la tarde del Domingo de Ramos, con uno de los recorridos más largos de la Semana Santa de Jaén.

"Gran Eje" e Iglesia de San Félix de Valois en una fotografía de principios de los años 70

LA IGLESIA DE SAN FÉLIX DE VALOIS

Se trata de un templo de grandes dimensiones, construido en ladrillo visto. Su planta es rectangular y consta de tres naves separadas por pilares cilíndricos de hormigón. Las naves laterales son adinteladas, mientras la nave central presenta bóveda de cañón muy rebajada reforazada por arcos fajones del mismo tipo. Es más alta y ancha que las laterales, por lo que se abren ventanales que aportan luz al interior cubiertos con vidrieras.  Se cubre al exterior con tejado a dos aguas, e inclinado en las naves laterales.
El presbiterio presenta una curvatura y el altar se soporta sobre una plataforma circular. Este último fue reformado por suscripción popular a mediados de la década de los 80 del pasado siglo.
Un pequeño coro se sitúa a los pies del templo, sobre la puerta.
En el exterior destaca su torre campanario, de base cuadrada y gran altura. La portada es sencilla, adintelada, rematada por un óculo. En el lateral del lado de la Epístola existe un acceso a la sacristía. En el muro se han colocado dos cerámicas con los titulares de la Hermandad de la Santa Cena, obra del sevillano Francisco Moya, bendecidas el 22 de Febrero de 2015.
La ornamentación es muy sobria, destacando las mencionadas vidrieras rectangulares que iluminan la nave central, obra de Antonio Povedano. El Cristo que preside el altar mayor es obra de Damián Rodríguez Callejón, autor local fallecido en 1982. A ambos lados del Crucificado se sitúan sendos relieves en cerámica vidriada que representan La Encarnación y San Félix de Valois, obra del también artista jiennense José Rodríguez Gabucio, que los concluyó en 1981.

Vista del interior del templo de San Félix de Valois
(foto: archivo propio)

Presbiterio y altar mayor de la Iglesia de Félix de Valois.
Crucificado y paneles cerámicos presidiendo el presbiterio
(foto: archivo propio)

Patio de San Félix en uno de los laterales de la Iglesia y acceso a la sacristía.
En el muro, cerámicas de los titulares de la Hermandad de la Santa Cena.
(foto: archivo propio)




1 comentario:

  1. Creo que las fechas de terminación de la iglesia no son las correctas, pues mi padre falleció a primeros de 1967 y celebramos ahí su misa, y llevaba algún tiempo terminada, no se si pocos o muchos meses, por eso me extraña que diga que se terminó en 1968.Gracias y disculpe la aclaración.

    ResponderEliminar