jueves, 30 de diciembre de 2010

Iglesias de Jaén. Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de BEGÍJAR

En este mes de Diciembre de 2010 se cumple el IV Centenario de la finalización de las obras de construcción de la Iglesia de Santiago Apóstol de Begíjar, una excelente excusa para sumergirnos en los aspectos históricos y artísticos de esta bella construcción de la comarca de La Loma.

 Exterior de la Iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Fachada principal o del mediodía.
(foto: archivo propio)

UN POCO DE HISTORIA

Efectivamente, en 1610 un artista anónimo concluía los trabajos de decoración de las bóvedas del templo. Cuatro siglos de historia de una parroquia que, no obstante, tiene su antecedente en una pequeña capilla gótica del siglo XIII, sobre la cual se comenzaría a construir la actual iglesia en el siglo XVI. Precisamente fue ésta una centuria de expansión poblacional y resurgimiento arquitectónico para la localidad, villa obispal por cierto, pues ha estado muy vinculada a la diócesis de Jaén a la que perteneció durante algún tiempo, conservándose un palacio episcopal que fue residencia de diferentes obispos, aunque esto será motivo de otro artículo.



LA IGLESIA DE SANTIAGO APÓSTOL

El templo consta de una sola nave de planta rectangular, con capillas laterales adosadas a ella. Se cubre con  seis tramos de bóveda separados por arcos fajones de medio punto rebajados en la zona de la clave. Están labradas con rica decoración de yeserías. La capilla mayor se cubre con bóveda de cañón acasetonada. El retablo es una obra contemporánea que presenta en su hornacina central la talla de un Santiago matamoros, titular del templo. Sustituye a uno antiguo, de finales del XVI, que tenía pinturas de Santiago apóstol, la Adoración de los Reyes y la Natividad.

Nave de la Iglesia
(foto: archivo propio)

Capilla Mayor con bóveda acasetonada y retablo contemporáneo
(foto: archivo propio)
 
En su interior hay también un camarín barroco del siglo XVIII donde se venera la imagen del patrón de la localidad, Santísimo Cristo de la Vera Cruz, disponiendo de una gran ventanal con arco de medio punto que se abre a la capilla. La bóveda que cubre el Camarín es ochavada, sobre columnas salomónicas, con profusa decoración vegetal.

Camarín barroco del Cristo de la Vera Cruz
(foto: archivo propio)

Toda la construcción se realizó con piedra de sillería. Y, para ello, una parte se trasladó de la antigua fortaleza musulmana y otra parte de una cantera del paraje denominado El Algarrobo, término municipal de este municipio. Exteriormente destaca la torre campanario, de sección cuadrada y cuatro cuerpos,  y una sencilla portada con arco de medio punto en el lado del Evangelio. 

Torre campanario
(foto: archivo propio)

Pero la  joya del edificio es una portada plateresca de finales del XVI, ubicada en el lado de la Epístola. Consta de dos cuerpos y una abundante decoración de grutescos y candelieri, medallones de San Pedro y San Pablo en las enjutas del arco, escudos episcopales y se remata por un relieve de Santiago matamoros sobre el cual aparece, en el tímpano del frontón triangular, la figura de Dios Padre.

 Portada plateresca de la Iglesia (fachada meridional)
(foto: archivo propio)




Bibliografía:

- VVAA. Jaén, pueblos y ciudades. Jaén, 1997.



No hay comentarios:

Publicar un comentario