domingo, 12 de mayo de 2013

Ermitas y Santuarios de Jaén. Santuario de Nuestra Señora de la Estrella y Torre medieval. NAVAS DE SAN JUAN



Vista general del Santuario de Nuestra Señora de la Estrella en Navas de San Juan.
A la izquierda, torre medieval del antiguo castillo que hace las veces de camarín de la Virgen.
(foto: archivo propio)

Nuestra Señora de la Estrella, patrona de Navas de San Juan
(foto: archivo propio)

Navas de San Juan es la villa más populosa de la comarca del Condado, al Norte de la Provincia de Jaén, casi rozando ya con las estribaciones de la Sierra Morena. Junto a la estrecha carretera que une Úbeda con Navas de San Juan (JV-6004), al Sur de ésta última y a escasos 5 kilómetros de su casco urbano se encuentra uno de los santuarios que más devoción concentra en esta mariana tierra de Jaén. Y es que el amor que los naveros profesan por su patrona, la Virgen de la Estrella, es grande y antiguo.


UN POCO DE HISTORIA

La ermita se sitúa en un llano, el Llano de la Estrella, como se le conoce popularmente, por el que discurre un minúsculo arroyuelo también con el nombre de Estrella. Había aquí un pequeño castillo cristiano, posiblemente edificado entre la segunda mitad del siglo XIII y la primera mitad del XIV, del cual aún se conserva la torre del homenaje, que fue reutilizada como camarín de la ermita que se construyó más tarde, en el siglo XVI.
Según la leyenda, la Virgen fue encontrada por un labriego de nombre Juan, al parecer el mismo año en que las tropas cristianas toman estas tierras de Navas de San Juan, hecho que ocurre en torno a 1226. Tras un breve periodo en el que perteneció al concejo de Úbeda, el lugar de Las Navas será adscrito en 1285 a la villa de Santisteban del Puerto en calidad de aldea.    
Un documento de 1384 revela que "...en la Iglesia de Sancta María de la Estrella, término de Sant Estevan del Puerto se ayuntaron para departir los términos de la çibdat de Úbeda y de la dicha villa de Sant Estevan del Puerto...". Se deduce de lo cual que, si bien el santuario aún no había sido construido, alguna dependencia del castillo se había habilitado ya para estas fechas como casa de oración para la Virgen, presumiblemente el mismo torreón que hoy hace las veces de camarín.
A principios del siglo XVI, concretamente en el año 1502, se funda la Cofradía de Nuestra Señora de la Estrella, y en esta misma centuria se edifica el santuario. Es muy probable que se reutilizaran las mismas piedras del castillo, desmantelando éste para tal fin, y dejando sólo la torre del homenaje.
En 1892, ante el mal estado que presentaba el edificio, se inician los trabajos para su remodelación.


LA TORRE

Existió en esta explanada un castillo rural de pequeñas dimensiones, construido tiempo después de la conquista de estas tierras por Fernando III, ocupando ya una cómoda posición de retaguardia tras las plazas fuertes de Úbeda y Baeza. Subsiste del mismo únicamente esta torre, de planta cuadrada de 6,20 m. de lado y hecha de mampostería a hiladas regulares. Para su adecuación como camarín de la Virgen se cegaron vanos y saeteras antiguos y se abrieron dos ventanales de mayores dimensiones, uno en el lado Norte y otro en el lado Sur, para que aportaran luz al interior. Por otra parte, se suprimió el almenado de la terraza, colocando una cubierta a cuatro aguas con teja árabe.

Torre medieval del antiguo castillo del Llano de la Estrella, actual camarín de la Virgen
(foto: archivo propio)


EL SANTUARIO

El edificio, con ligera orientación NE-SO, tiene planta de salón, dividida en tres amplias naves separadas por arcos formeros de medio punto que apoyan sobre altos pilares de sección cuadrada con las esquinas achaflanadas. Se cubre con un artesonado en madera, de factura reciente (1999), que sustituye al original mudéjar que se hundió en el siglo XVIII. La cubierta al exterior es a dos aguas. A los pies se sitúa un pequeño coro. En la cabecera, un gran arco de medio punto abierto en el retablo mayor comunica el presbiterio con el camarín, ya en el interior de la torre medieval citada, cubierto con bóveda de media naranja sobre pechinas. Las pinturas al fresco que decoran el camarín son obra del artista malagueño Francisco Palma Burgos.

.


.


Diversos aspectos del interior del santuario
(fotografías: archivo propio)

El exterior es muy sobrio, a base de mampostería. La fachada principal se sitúa en el lado Norte, lado del Evangelio. De forma apaisada, presenta cuatro grandes vanos de medio punto en la zona superior, perfectamente ordenados, mientras que la portada queda ligeramente descentrada. También ésta resulta sencilla, compuesta por arco de medio punto sobre impostas y jambas lisas de cantería. La fachada opuesta, en el lado Sur, reproduce el mismo esquema.
Existen dos espadañas. La más antigua, de 1781, se encuentra a nivel de suelo, sobre un podio de tres escalones en piedra, y tiene un curioso arco trilobulado y una pequeña campana. La principal corona la fachada Norte, está encalada y es de estilo sevillano, con un sólo vano para campana y jarrones decorando el conjunto. Data de los años cincuenta del siglo XX.
En la parte de la cabecera del templo, anexas al mismo y a la torre medieval se encuentran dos dependencias, una a cada lado de esta última. Se trata de la sacristía y de la casa de Hermandad, antigua casa del santero, que era nombrado por el Obispado de Jaén a propuesta de la Cofradía.
Más reciente en el tiempo es una pequeña edificación porticada adosada a los pies de la ermita, en el lado Oeste. Cumple la función de tienda de regalos y "estadales", típicas cintas bordadas a mano por mujeres del pueblo que se subastan en la romería.
El conjunto de torreón medieval y santuario fue declarado Bien de Interés Cultural con fecha 29 de Junio de 1985.
 
Pequeña espadaña adosada al templo que data de 1781, y cuyo "campanillo" es costumbre tocar por todo aquel devoto que se acerque al santuario a ver a la Virgen
(foto: archivo propio)

Torre medieval y casa de Hermandad
(foto: archivo propio)

LA ROMERÍA

En la amplia explanada que preside la ermita se dan cita los naveros cada primero de Mayo para celebrar una de las romerías más antiguas y multitudinarias de la Provincia de Jaén, sólo superada en número de peregrinos por la romería de la Virgen de la Cabeza en Andújar. Alrededor de 30.000 personas acuden cada año a la llamada de la Virgen de la Estrella, pues la devoción por la patrona de Navas de San Juan traspasa con mucho los límites municipales. Por ello, la romería fue declarada de Interés Turístico en el año 1984.
La imagen de la Virgen es procesionada en los aledaños de su santuario durante los dos días que dura la romería. Todo el Llano de la Estrella es un hervidero de gente que, en los tradicionales "hatos" o casetas, come y bebe, canta y baila en honor de Nuestra Señora. Es típico entonar los "mayos", cánticos dedicados a la Virgen al compás que marca la banda de música. Al atardecer del día 3 de Mayo la imagen es llevada al pueblo a hombros de sus devotos, donde permanecerá hasta el primer sábado de Septiembre, cuando es devuelta de nuevo a su ermita. 

Primer plano del rostro de Nuestra Señora de la Estrella, patrona de Navas de San Juan
(foto: archivo propio)



Bibliografía:


-Eslava Galán, Juan. Castillos y Atalayas del Reino de Jaén. 1990.
- VVAA. Jaén, Pueblos y Ciudades. Jaén, 1997.




No hay comentarios:

Publicar un comentario