lunes, 18 de octubre de 2010

Jaén. Hoy se celebra el día del Patrón, San Lucas.

Jaén lleva una semana larga de feria, pero hoy culmina con la festividad del patrón de la ciudad. Se trata de la última feria de la Provincia y de España a lo que se une también el hecho de ser la última feria taurina de la temporada.
Pero la feria de Jaén no fue siempre por San Lucas. Es cierto que la ciudad celebraba festejos en Octubre en honor de su famoso Condestable don Miguel Lucas de Iranzo, festejos que dejaron de organizarse tras la muerte de este personaje en 1473. No obstante, a partir de entonces una feria menor de ganado siguió celebrándose por San Lucas. La feria tradicional se celebraba en conmemoración de la Virgen de Agosto por un privilegio concedido por el rey Enrique IV de Castilla el 23 de junio de 1453. Se trataba de una medida que pretendía ordenar la multitud de ferias y mercados que se venían celebrando en distintos puntos del Reino de Jaén. Esa ordenación obedecía a cuestiones fiscales, ya que monarcas anteriores habían concedido varios beneficios a diferentes ferias que estaban así exentas de impuestos. Enrique IV los concentró de esta manera en la feria que se venía celebrando en Jaén del 1 al 15 de Agosto, añadiendo cinco días más.
La feria de San Lucas aparece en 1805. Una epidemia de peste y fiebre amarilla aconsejó no levantar la cuarentena a la ciudad durante aquel mes de Agosto. El Concejo de la ciudad decidió entonces celebrar aquel año la feria de ganado en Octubre, haciéndola coincidir con esa feria menor que comenzó su andadura a raíz de la muerte del Condestable.
En un primer momento, la feria se instaló en la Plaza de San Francisco y calle Los Álamos, pasando más tarde a la Carrera y posteriormente a la Plaza del Mercado, hoy de la Constitución ("Las Palmeras"). En 1833 se celebró en las Hazas del Pilar de los Callejones. La profusión de animales por el casco urbano originaba no pocas molestias, lo que aconsejó trasladarla a los descampados del Egido de Belén y Peñamefécit más tarde. No obstante, la feria tuvo otras ubicaciones: La Magdalena, el Hospicio de mujeres y el Portillo de San Jerónimo en 1952. Un año más tarde la capital inauguraría junto a la Salobreja su primer recinto ferial acondicionado: el "Felipe Arche", hoy remodelado como zona deportiva, pero del que quedan, restauradas, las dos torretas que servían de portada a la feria. Hasta principios de los años 90 la feria ha venido discurriendo en este área, ocupando las casetas los locales y almacenes vacíos de la Carretera de Granada, Avenida de las Cruces y Portillo de San Jerónimo. Pero este recinto también terminó por quedar pequeño, acondicionándose el actual espacio algo más abajo del antiguo.

Feria de ganado en los años 40


Retrato del Condestable de Castilla Don Miguel Lucas de Iranzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario