lunes, 21 de noviembre de 2011

Por los Pueblos de Jaén. ALBANCHEZ DE MÁGINA


ALBANCHEZ DE MÁGINA

Escudo de Albanchez de Mágina
Localización: En el Sur de la Provincia de Jaén.
Comarca: Sierra Mágina
Superficie: 39,2 km. cuadrados.
Población: 1.230 habitantes.
Densidad: 31,37 hab./km2.
Altitud: 862 m.
Límites: Al N. con Jimena, al E. con Bedmar, al S. con Huelma, al SO. con Cambil, al O. con Torres.
Gentilicio: albanchecino/a
Distancia a la capital: 45 km.
Aldeas: Hútar






Vista de Albanchez de Mágina coronado por su castillo
(foto: archivo propio)


Iglesia parroquial y castillo al fondo
(foto: archivo propio)

Albanchez de Mágina es de esos pueblos coquetos y sorprendentes que nos ofrece esta tierra jaenera. Coqueto, porque, a pesar de la belleza de su paisaje, se esconde entre los repliegues de los riscos serranos, y no se deja ver hasta que una cómplice curva de la carretera lo muestra ya casi llegando al pueblo. Sorprendente, porque es inevitable quedar boquiabierto ante el espectáculo que ofrece uno de los mejores ejemplos en Jaén de la adaptación de lo humano al medio natural. Albanchez tiene uno de esos emplazamientos envidiables, en alto, mostrando al valle su blanco caserío que contrasta con el telón de fondo pétreo que corona un anciano castillo, del cual te preguntas incesantemente cómo pudo ser construido allí, en tan empingorotado risco. En fin, misterios de esta serrana población que tanto tiene que ofrecer al visitante y que suma a sus encantos patrimoniales y naturales el propio carácter amable y desinteresado de sus habitantes. Esto es algo que ya sabía, me refiero al carácter de los albanchecinos, pues en mi etapa como profesor en el instituto de mi pueblo, Mancha Real, pasaron por mis manos alumnos y alumnas de este entrañable Albanchez cuyos rasgos más llamativos eran su sencillez y nobleza. Recuerdos desde estas líneas para Manolo, José Antonio, Rosa, los hermanos Francisco y María Luisa y los hermanos Lázaro y Marco. Mis disculpas, si alguien se me olvida.
Y..., o bien tengo mucha suerte y en mis rutas fotográficas por la Provincia me voy topando siempre con gente excelente, o es que verdaderamente la gente de Jaén es buena por naturaleza. Pues sí, me volvió a ocurrir en Albanchez. Esta vez fue Don Miguel Muñoz el que guió amablemente mis pasos en mi visita al pueblo, que no obstante no era la primera, pues ya había estado en otras ocasiones, aunque bien es cierto que sin cámara fotográfica. A Don Miguel, que seguramente tendría otros quehaceres más importantes que atenderme a mí, no le importó enseñarme el interior de la Iglesia parroquial, y una vez hubimos terminado, se ofreció a mostrarme también el interior de la torre del reloj del pueblo, para lo cual tuvo que subir a su casa a por las llaves. Llegamos, por cierto, a tiempo de escuchar las campanadas del mediodía y pude así comprobar in situ el funcionamiento del mecanismo de este reloj decimonónico que tantas horas ha marcado en la vida cotidiana de Albanchez. Mi más sincero agradecimiento a Don Miguel por su gesto desinteresado.
Cuando me disponía a marcharme, hasta el policía local, que debió verme cara de forastero, me dirigió la maniobra para desaparcar el coche y cortésmente me indicó la salida del pueblo. En fin, detalles humanos de un Albanchez que lo tiene todo: es bonito, de buenas gentes y, muy importante también, de buen yantar. En esto último se lleva la palma el capítulo de repostería. 
Por cierto, una recomendación: transiten por la plaza del Ayuntamiento para deleitarse con el olor a pan y dulces recién hechos que sale de la panadería de la esquina. Y, claro está, para hacer la gracia completa, entren, entren a comprar...


SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y ECONÓMICA


Olivares con Albanchez y Sierra Mágina al fondo
(foto: archivo propio)


El término municipal se extiende en la ladera Norte de las montañas más elevadas de Sierra Mágina y, siguiendo el curso del río Albanchez, se desparrama hacia las zonas de orografía más suave de la campiña en el margen izquierdo de la cuenca del Guadalquivir. Dos terceras partes de su término municipal se engloban dentro de los límites del Parque Natural de Sierra Mágina.
La zona Sur del municipio es muy montañosa, no en vano se encuentra aquí el techo de la Provincia de Jaén: el pico Mágina, que se eleva hasta los 2.167 m. de altitud. Abundan aquí los terrenos de elevada pendiente, roquedo de tipo calizo y derrubios de ladera ("rastras" le llaman los serranos), destacando en vegetación el matorral y el pastizal, ya que el pinar y el encinar son escasos.
Sólo un tercio del término municipal está cultivado, la parte nororiental, en torno al río Albanchez y su cuenca, ya por debajo de los 800 m. de altitud. Aquí se dan los cultivos de huerta, muy productivos, y el olivar, que es la base de la economía de esta población (dos tercios de los empleados declaran ser propietarios de pequeñas explotaciones). Se trata, pues, de una estructura agraria muy familiar. Las actividades no agrarias se reducen al comercio minorista y la hostelería. El turismo, aprovechando los recursos naturales del municipio, ha hecho tímidamente aparición en los últimos años, contando Albanchez con un buen hotel rural en el paraje natural de Hútar, así como un cámping situado en la carretera que conduce a Jimena.
La población del municipio tiende al envejecimiento, con más ancianos que jóvenes y más defunciones que nacimientos. Por otro lado, muchas viviendas están abandonadas o son de tipo secundario, es decir, de individuos que poseen casa y quizás algunas tierras en el municipio, pero que viven y trabajan fuera.


Ayuntamiento de Albanchez de Mágina
(foto: archivo propio)


HISTORIA


El testimonio arqueológico más antiguo en el término municipal de Albanchez se encontró en la Cueva de los Esqueletos, en el paraje de las Zorreras, correspondiente a un enterramiento múltiple de la Edad del Cobre-Bronce (II Milenio a.C.) compuesto de varios esqueletos, dispuestos en semicírculo y armados de flechas de punta de pedernal. El descubrimiento fue incluso recogido en la popular obra de Don Manuel de Góngora Antigüedades Prehistóricas de Andalucía.
De época Romana nos han llegado algunos "tesorillos" o conjuntos de monedas, como los del Barranco de San Román  y de Hútar.
Los primeros siglos de la Edad Media son oscuros. No se tiene certeza del momento en que el actual asentamiento de Albanchez comienza a poblarse. Sí se sabe que la primera muralla construida data del siglo XI y que estaría por encima de las actuales casas que bordean la peña del castillo. Éste último es una construcción posterior, posiblemente del siglo XIV, obra cristiana que sustituiría a otra anterior de origen musulmán.

Una calle típica de Albanchez de Mágina, con el castillo al fondo
(foto: archivo propio)

En 1309 Fernando IV concede la villa a la Orden de Santiago, que creó la Encomienda de Bedmar y Albanchez, cuya presencia perduró, con intervalos, hasta el siglo XIX. Albanchez dependió de Bedmar hasta que el infante don Enrique de Aragón la hizo villa independiente por privilegio dado en Valladolid el 18 de noviembre de 1419, confirmado con posterioridad por otros reyes.

Escudo de la Orden de Santiago en el interior de la Iglesia parroquial
(foto: archivo propio)

Tras la reconquista se produjo un aumento demográfico auspiciado por las medidas y movimientos repobladores y el desarrollo de una economía de marcado carácter agrario, tipo de economía de subsistencia que, ya entrada la Edad Moderna, fue la responsable de la propia decadencia económica del municipio, a lo que se suma el estado de ruina que presentaba el castillo en esta época o el hundimiento del techo del templo parroquial a finales del seiscientos.
El siglo XVIII y primera mitad del XIX significó un tímido intento de recuperación. Así lo demuestra la reconstrucción de la iglesia. Aunque el hecho más significativo fue la definitiva desaparición de la Encomienda santiaguista gracias a medidas como la Desamortización de Mendizábal de 1836. Pero el siglo XX trae de nuevo los fantasmas del paro y el hambre, provocados por la incapacidad de salir de la economía de autoconsumo, y el aislamiento y las malas comunicaciones. Todo ello provocó una lenta pero implacable sangría migratoria de la que aún no se ha recobrado el municipio.




MONUMENTOS

Castillo


Castillo de Albanchez de Mágina
(foto: archivo propio)

Aunque se trata de un recinto de pequeñas dimensiones, su posición hace que sea insexpugnable por su difícil acceso, hoy en día más cómodo gracias a una escalinata que bien parece desde abajo una escalera al cielo. Es una obra cristiana de principios del XIV sobre restos musulmanes anteriores, y estuvo ligado a la Orden de Santiago, como se ha dicho. Consta de un alcazarejo, realizado en mampostería, que engloba dos núcleos, siendo el superior, en forma de torreón rectangular de dos plantas, más grande. No obstante, el reducido espacio del conjunto del recinto hace pensar en la escasa capacidad para albergar tropas o enseres, aunque fue una construcción inestimable en época medieval para el control de los valles serranos y el acceso a otras plazas cercanas: Bedmar, Jimena, Huelma, Bélmez...

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Fachada principal de la Iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción de Albanchez de Mágina
(foto: archivo propio)


Vista del interior del templo parroquial
(foto: archivo propio)



De traza renacentista es esta pequeña iglesia dividida en tres naves separadas por arcos formeros de medio punto que apoyan en grandes columnas. La cubierta es a dos aguas, con un bello artesonado en madera, mientras que la cabecera del templo se cubre con bóveda de medio cañón. El exterior es sobrio, presentando dos sencillas portadas de arco de medio punto, una en el lado del Evangelio, la principal, y otra en el lado de la Epístola, ésta más tardía, del XVII. Una espadaña, que sustituye a la torre original, completa el conjunto.


Portada llamada "del Sol" del templo de la Asunción de Albanchez de Mágina
(foto: archivo propio)


Torre del Reloj


Es una construcción de planta cuadrada, hecha de mampostería irregular, con sillares reforzando las esquinas. Este detalle nos lleva a pensar que quizás se trate de un torreón de la antigua muralla de Albanchez, que en el siglo XIX fue reutilizado como torre del reloj añadiendo una estructura de hierro fundido con campana que hoy la corona y que data de 1883.


Torre del Reloj de Albanchez de Mágina
(foto: archivo propio)


Mecanismo del Reloj en el interior de la torre
(foto: archivo propio)


FIESTAS Y TRADICIONES


San Francisco de Paula, patrón de Albanchez de Mágina, 
que tiene capilla propia en la iglesia parroquial
(foto: archivo propio)


Albanchez de Mágina rinde culto a su patrón, San Francisco de Paula, a principios de Mayo. En las fiestas patronales hay una curiosa tradición: la Procesión de los Hachones, el día 3 por la noche, en la que los participantes portan los hachones o teas de esparto verde encendidas mientras se reza el Rosario. Al día siguiente, el día 4, durante la procesión del Santo, las gentes arrojan trigo desde los balcones en agradecimiento por la cosecha y en rogativa por la venidera. No en vano, San Francisco de Paula es para los albanchecinos protector de las cosechas y propiciador de la lluvia. También en estas fechas primaverales es típico "cantar los mayos" y bailar la jota de Albanchez.
A partir de las Navidades y hasta el comienzo del verano, el ciclo festivo es muy rico en Albanchez: San Antón, la Candelaria, Semana Santa, San Francisco en Mayo, y San Juan.
Una tradición que cobra fuerza en los últimos años es la del encaje de bolillos, que cuenta en Albanchez con una Asociación propia llamada "Ibn Al-Baytar".
La gastronomía albanchecina es igualmente suculenta, destacando el llamado "guiso de maíz", único en la Provincia, y los "borullos" (variante de los "andrajos" con liebre), y para postre, la "ensalada de melón", las "hojuelas", los "almendrados", los "suspiros"...


Detalles Urbanos:

Pequeña plazoleta y fuente junto a la Torre del Reloj
(foto: archivo propio) 

Quiosco de la música en la Plaza de la Constitución
(foto: archivo propio)


Fuente de los siete caños
(foto: archivo propio)

Plaza de Albanchez con el castillo al fondo
(foto: archivo propio)


Bibliografía:
- VVAA. Jaén, Pueblos y Ciudades. Jaén, 1997.

Enlace de interés:
www.albanchezdemagina.es

 


6 comentarios:

  1. Uno de los pueblos más bonitos y espectaculares que he visto en mi vida.
    Me gusta tanto pasear por sus calles y, como no, subir hasta su castillo que ya lo he visitado tres veces... y ya estamos planeando una cuarta vez.

    Un saludo Jesús, enhorabuena por tu blog y gracias por enseñarnos tu blog nuestra maravillosa provincia.

    ResponderEliminar
  2. Precioso mi pueblo,espectacular...estoy muy orgullosa de ser de Albanchez de Magina.

    ResponderEliminar
  3. Soy un visitante que me encanta este publo , me da mucha relax

    ResponderEliminar
  4. No dejéis de visitarlo, merece la pena. Albanchez de Mágina es precioso, estoy orgullosa de ser de aquí.

    ResponderEliminar
  5. Es un lugar idílico, paisajes preciosos y gastronomía interesante. Lo único malo es que hay muchas cuestas!!

    ResponderEliminar
  6. Doy fé de que es una maravilla....es mi pueblo.

    ResponderEliminar