lunes, 11 de mayo de 2015

Pantanos de Jaén. El Embalse de DAÑADOR


EMBALSE DE DAÑADOR


Presa del Embalse de Dañador
(foto: archivo propio)

Localización: NE de la Provincia de Jaén
Comarca: El Condado
Municipio: Montizón (formado por los núcleos de Montizón, Aldeahermosa y Venta de los Santos).
Río: Dañador
Capacidad: 4,3 Hm3
Superficie: 68 Has.
Altitud: 713 m.
Altura de la presa: 26,90 m.
Fecha de construcción: 1965


Mapa de localización del Embalse de Dañador

¿CÓMO LLEGAR?

El embalse de Dañador se encuentra en el NE de la Provincia de Jaén, incluido en toda su extensión en el término municipal de Montizón. Se accede a él por la carretera que atraviesa la comarca de El Condado (A-312), existiendo dos opciones: desde Castellar por la A-6203 después de pasar los núcleos de Aldeahermosa, Montizón y Venta de los Santos; o bien a través de la JA-9101 por Chiclana de Segura, que enlaza con la A-6203 en Venta de los Santos. Desde este último núcleo se sigue la A-6203 durante 4 km. hasta el punto kilométrico 43, donde sale a la izquierda una estrecha carretera que, transcurridos 4,5 km., nos conduce hasta el embalse. Desde la vecina provincia de Ciudad Real habría que coger la CM-3129 desde Villamanrique, que en el límite provincial se convierte en la ya mencionada A-6203.

EL ENTORNO

El embalse de Dañador, de titularidad estatal y gestionado por el Ministerio de Medio Ambiente, pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y se enclava en el extremo oriental de Sierra Morena. Aquí el relieve es bajo, con suaves formaciones alomadas, no llegándose en ningún punto del área geográfica circundante a los 1.000 m. de altitud. Toda esta zona del Nordeste del municipio de Montizón se asienta sobre materiales muy antiguos, concretamente pizarras y cuarcitas del Paleozoico de la Meseta, pues ésta es zona de contacto con la misma.
La pluviosidad media supera los 600 litros por metro cuadrado al año.
El embalse se nutre fundamentalmente de las aguas del río Dañador, de escasa longitud (53 km.), que nace en la Provincia de Ciudad Real y desemboca ya en la Provincia de Jaén en el río Guadalén, afluente a su vez del Guadalimar y este último del Guadalquivir.
Desde 1997, esta zona se encuentra bajo protección medioambiental de la Unión Europea denominada LIC (Lugar de Interés Comunitario) por las características de su ecosistema y la biodiversidad de la fauna y flora silvestres. Concretamente esta figura de protección se extiende  por un área de más de 1.700 km. cuadrados en el norte de la Provincia de Jaén por las cuencas de los ríos Guadalén, Guadalmena y Rumblar. Desde el punto de vista natural, la importacina de estos espacios radica en la presencia de formaciones vegetales típicas del monte mediterráneo, algunas de ellas en buen estado de conservación, así como la existencia de especies faunísticas de especial interés por su escasez. Entre las primeras cabe destacar la tradicional encina, a la que acompañan otros ejemplares del género Quercus, como el alcornoque, el quejigo y reductos puntuales de roble melojo, especies que dan cobijo a un sotobosque de matorral noble mediterráneo (madroño, brezo, lentisco, cornicabra, agracejo, labiérnago, coscoja, etc.). También tienen gran importancia en la zona las masas de Pinus pinea y Pinus pinaster procedentes de repoblación, así como las formaciones de bosques en galería en los cursos de agua. En lo relativo a la fauna cabe destacar la existencia de diversas especies cinegéticas (ciervos, jabalíes, gamos, conejos, etc.), así como la presencia aislada de algunos ejemplares de mamíferos protegidos como el lobo, el lince o el meloncillo; de aves relacionadas con el medio acuático, y de aves rapaces de espeical interés tales como águila imperial, águila real, buitre leonado o búho real

Paisaje del entorno del embalse de Dañador
(foto: archivo propio)

Buitre leonado sobrevolando los cielos de Sierra Morena
(foto: archivo propio)

EL EMBALSE

Las obras de este embalse finalizaron en el año 1965, comenzando a dar servicio en 1968. Su construcción no fue traumática, pues no afectó a vivienda alguna, por lo que tampoco hubo que desplazar a población. El objetivo era cubrir las necesidades de abastecimiento de agua a la comarca de El Condado, en el Norte de la Provincia de Jaén. El embalse de Dañador abastece a un total de siete municipios (Arquillos, Castellar, Chiclana de Segrua, Montizón, Navas de San Juan, Santisteban del Puerto y Sorihuela del Guadalimar) que suman una población aproximada de 20.000 habitantes.
La presa es una obra de ingeniería del tipo frontal de labio fijo. Tiene una altura sobre el cauce del río Dañador de 26,90 m. y una longitud en su parte superior de 116,35 m. Posee un alivadero con tres grandes vanos que pueden desaguar un caudal máximo de 256 m3. por segundo.
La función principal del embalse es la de abastecimiento de agua a la población, como se ha dicho, estando permitida además la práctica de la pesca deportiva 

Embalse de Dañador desde la presa
(foto: archivo propio)

Pasillo superior de la presa de Dañador
(foto: archivo propio)

RECURSOS TURÍSTICOS  


El municipio de Montizón nos ofrece naturaleza en estado puro, pues se encuentra enclavado en plena Sierra Morena. Su patrimonio natural ya comentado es un inmejorable reclamo para la práctica del senderismo o el cicloturismo. Existen algunos parajes de interés como "El Sobrante", área recreativa con piscina, y el propio entorno del embalse de Dañador, con zona de barbacoa y mesas, parque infantil y pista de fútbol. Aquí se halla la pequeña ermita de San Isidro, epicentro de la romería que se celebra el tercer domingo de Mayo con verbena incluida.
No obstante, el turismo rural está muy poco desarrollado en la zona, existiendo tan sólo dos alojamientos (un hostal y una pensión) radicados en Aldeahermosa y en Venta de los Santos.
La actividad de la caza sí está muy presente en la zona, existiendo en el municipio hasta una treintena de cotos, lo que deja buenos ingresos en temporada.
Relacionada con ella, la gastronomía "montizonera" ofrece gran variedad de la denominada "carne de monte" (ciervo y jabalí fundamentalmente), que guisada en diferentes modalidades podemos degustar en bares y restaurantes de estos pueblos. A ello hay que añadir los embutidos, los productos de huerta y su apreciado aceite de oliva.
El patrimonio histórico-artístico del municipio es limitado. Estas poblaciones se fundaron en el siglo XVIII en el marco de la repoblación de Sierra Morena llevada a cabo en el reinado de Carlos III. Destaca, por tanto, el urbanismo en damero propio de aquél momento y algunas construcciones de época colonial, especialmente la Iglesia de la Inmaculada y el antiguo pósito en Montizón y algunos ejemplos de arquitectura doméstica repartidos en los tres núcleos.


Área recreativa del embalse de Dañador con la pequeña ermita de San Isidro al fondo
(foto: archivo propio)


Plaza de Montizón e Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción, del siglo XVIII
(foto: archivo propio)


Plaza de Venta de los Santos, núcleo más cercano al embalse de Dañador (8 km.)
(foto: archivo propio)


No hay comentarios:

Publicar un comentario