miércoles, 2 de febrero de 2011

Hoy se celebra la fiesta de la Candelaria en ALCALÁ LA REAL

Hoy se celebra la festividad de la Presentación de Jesús en el templo  por parte de María y José cuarenta días después de su nacimiento.  Así lo dice el Evangelio de San Lucas: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor" y será ofrecido en sacrifico "un par de tórtolas o pichones" (Lc 2, 22-38). En el templo, Simeón anuncia a María: "...y a tí una espada te atravesará el alma", por lo que María asume y queda vinculada al sacrificio de su Hijo. Pero lo más importante es que Jesús se presenta como Luz del Mundo, en palabras del Sacerdote Simeón: "Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel". Comenzó a celebrarse esta fiesta de la Presentación con procesión portando velas y cirios encendidos, la procesión de las candelas. Por lo que la fiesta pasó a denominarse "la Candelaria". Al parecer, los cristianos del siglo VI y a iniciativa del Papa Gelasio, pretendían también con este gesto contrarrestar la fiesta pagana de las "Lupercales", celebrada por los romanos en los templos en torno a mediados de febrero y que conllevaba la práctica de lujuriosas bacanales. La Candelaria quedó definitivamente instalada el 2 de febrero.
Esta fiesta está muy extendida por la geografía jiennense. Aunque hoy nos trasladaremos a Alcalá la Real.
En este municipio de la Sierra Sur, la fiesta suele comenzar la víspera con el encendido de varias hogueras en los diferentes barrios de la población. En la mañana del 2 de Febrero la fiesta es organizada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Consolación por las Cofradías del Dulce Nombre de Jesús y la Virgen de las Mercedes, patrona de Alcalá, que es procesionada junto con un par de parejas de pichones disfrazados, cada pareja en su pequeño trono a hombros de niños. Representan la ofrenda que la Virgen María hizo en el templo. Una de las parejas siempre va vestida de nazarenos penitentes, con sus pequeños capirotes, traje de estatutos de la Cofradía de Jesús Nazareno. La otra es siempre una sorpresa, pues los disfraces cambian cada año. Al término de la procesión, se reparten grandes tartas de merengue entre los asistentes.


Pequeño trono con los dos palomos disfrazados en la fiesta de la Candelaria de Alcalá la Real
(foto: jmarchal.blogspot.com)


Bibliografía:

- Rubio Fernández, Juan. Fiestas populares de la provincia de Jaén. Jaén, 2003.
- www.corazones.org


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario