lunes, 21 de febrero de 2011

Personajes Ilustres de Jaén. Andrés Segovia


Andrés Segovia Torres, Marqués de Salobreña (Linares, Jaén, 21 de Febrero de 1893 - Madrid, 3 de Junio de 1987) fue un guitarrista clásico español considerado como el padre del movimiento moderno de la guitarra clásica. Segovia fue el responsable de la dignificación y expansión de la guitarra como instrumento válido en la interpretación de los clásicos.
Hoy se cumplen 118 años de su nacimiento en la ciudad de las minas y le rendiremos su particular homenaje en este humilde blog.
Conoció la guitarra desde niño, en la ciudad de Linares, donde nació. Se trasladó pronto a Granada, a casa de unos tíos acomodados. Fue en la ciudad de la Alhambra donde aprendió la técnica del instrumento, primero con un tocador de flamenco y más tarde de forma autodidacta, ya que, cuando quiso encontrar un mejor maestro no lo logró, por lo que en el transcurso de sus estudios de música en el Conservatorio de Música de Granada tuvo que continuar su aprendizaje de este instrumento solo. Aunque su familia quería que estudiara Leyes, el muchacho desarrolla una inquebrantable vocación musical. Ignorando las recomendaciones de sus profesores de piano y violín, Segovia insiste en el aprendizaje de la guitarra, hasta entonces considerada como un insturmento popular propio de tabernas y tablaos falemencos, pues su aspiración era situarla al nivel de esos instrumentos.
Realizó su primera aparición pública en Granada a los catorce años, y con veinte ofreció en Madrid su primer concierto, en el que interpretó transcripciones para guitarra de Fancisco Tárrega y algunas piezas de Johann Sebastian Bach que él mismo había transcrito. Para este concierto de 1913 en Madrid, que él consideró siempre su verdadero debut, utilizó un instrumento que le regaló  su amigo y constructor de guitarras Manuel Ramírez, utilizándola por muchos años, hasta que a mediados de los años 30  comienza a tocar la guitarra del artesano de Munich Hermann Hauser.

Guitarra de Andrés Segovia, realizada por el artesano Hauser, que se expone en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York


En 1919 se embarca en una gira por Iberoamérica, donde es recibido de manera entusiasta. En 1923 debuta en Londres, cosechando un gran éxito. Al año siguiente lo haría en París, de la mano del celista Pablo Casals, asistiendo como público, entre otros, Manuel de Falla o Paul Dukas. A partir de entonces su música comienza a ser plenamente internacional. Su repertorio es generosamente ampliado gracias a varios compositores contemporáneos, como Falla o Turina, lo que hace que su primera gira por EEUU (1928) sea apoteósica.
La Guerra Civil le obliga a exiliarse de España, primero en Italia, y más tarde en Montevideo (Uruguay), desde donde realiza varias giras por Iberoamérica. En 1943 regresa a EEUU, donde recupera la popularidad de otros tiempos, catapultado esta vez por la televisión. Fija su residencia en Nueva York, donde comienza a escribir sus memorias, La guitarra y yo.
Junto a sus conciertos y grabaciones (tiene recogidos más de 50 Lps), Andrés Segovia se dedica también a la docencia, creando una nutrida escuela con músicos excepcionales, así como al perfeccionamiento técnico del propio insturmento, trabajando codo con codo con los mejores luthiers para introducir maderas de mejor calidad y mejoras en la estructura de la caja de resonancia y las cuerdas.
En la última etapa de su vida, Segovia vuelve a España. En 1981, el Rey Juan Carlos I lo nombra Marqués de Salobreña, y como reconocimiento a sus aportaciones al mundo de la música y las artes recibe el Premio Nacional de Música de España en ese mismo año. Al año siguiente sería nombrado por la Universidad de Cádiz, Doctor Honoris Causa.
Un paro cardíaco acaba con su vida el 3 de Junio de 1987 a los 94 años de edad.
Ocho años después de su muerte, en 1995, se constituye en Linares la Fundación Andrés Segovia, presidida por su viuda Emilia de Segovia. La institución surge con el ánimo de difundir la obra del guitarrista, promover el estudio de la música y realzar el valor de la guitarra como instrumento. El Ayuntamiento de Linares crea en 1991 el el Encuentro Internacional de Guitarra Ciudad de Linares "Andrés Segovia", al que acuden numerosos guitarristas nacionales y extranjeros, y que va ya por su XIX edición.



Estatua de Andrés Segovia en el Paseo de Linarejos. Linares
(foto: www.ciudaddelinares.es)

Fuente:
- VVAA. Enciclopedia General de Jaén. Málaga, 2008.
- es.wikipedia.org 

1 comentario:

  1. Fue un gran artista, un magnífico intérprete, nuestro paisano, Andrés Segovia. Una buena entrada la que has hecho para recordarle y homenajearle.
    Aunque ahora no estoy por allí...¡He pasado tantas veces por donde está su estatua al final del paseo de Linarejos! Y recuerdo muy bien las notas de su guitarra cada vez que daban las horas en el reloj del Ayuntamiento.
    He descubierto recientemente tu blog de Jaén y lo he agregado a mis enlaces. Volveré a visitarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar