lunes, 23 de enero de 2012

Pantanos de Jaén. El Quiebrajano


EMBALSE DEL QUIEBRAJANO

Localización del embalse
Localización: Sur de la Provincia de Jaén. Sierra de Jaén
Municipios: Campillo de Arenas, Jaén, Valdepeñas de Jaén
Río: Valdearazo y Quiebrajano
Capacidad: 31,6 hm3.
Superficie: 125,5 has.
Altitud: 785 m.
Fecha de construcción: 1976
Altura de la presa: 71,5 m.
Perímetro: 13,5 km.






  .
 
Diversas vistas del embalse del Quiebrajano desde el pico de la Pandera (1872 m.)
(fotografías: archivo propio)

¿CÓMO LLEGAR?

El embalse del Quiebrajano se encuentra a 25 km. al Sur de la capital jiennense, tomando la carretera JA-3210 que conduce a la zona residencial del "Puente de la Sierra". Desde aquí sale una carretera que se adentra en la Sierra de Jaén y que culmina junto a la presa del Quiebrajano.

 
 Sucesión de túneles al final de la carretera que dan acceso a la presa del Quiebrajano
(foto: archivo propio)
 
EL ENTORNO

El Quiebrajano, de titularidad estatal, gestionado por el Ministerio de Medio Ambiente, es un embalse de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir que se encuentra en plena Sierra Sur de Jaén, entre los macizos de Grajales (al Este), Pandera (Oeste) y Alta Coloma (al Sur), en una localización privilegiada. El entorno es, pues, de relieve escarpado, llegándose hasta los 1872 m. de altitud del pico La Pandera, que se encuentra en las inmediaciones del embalse. Se nutre éste de las aguas del río Valdearazo, que nace en la Sierra de Alta Coloma, mientras que a partir de la presa, el río toma el nombre de Quiebrajano. La superficie del embalse se encuentra a 785 m. sobre el nivel del mar. Se trata de una zona de pluviometría media-alta, con casi 750 litros anuales.
Esta zona se encuentra inmersa en el "Parque Periurbano de la Sierra de Jaén", figura de protección creada por la Junta de Andalucía en 1991 y que posee una superficie de 2.720 has. La flora, del tipo mediterráneo, tiene un gran valor ecológico, destacando como especie más abundante el pino carrasco, con ejemplares de alto porte, al que siguen la encina, el quejigo, el arce y el enebro. Entre la fauna, destaca la avícola por su variedad, siendo habituales el gavilán y el azor entre las rapaces. Entre los mamíferos, el jabalí, el zorro, la gineta, el gato montés y una pequeña colonia de cabras montesas.


El cañón del río Quiebrajano desde la presa del embalse
(foto: archivo propio)


Vista desde el embalse de la parte Este del pico de La Pandera (1.872 m.)
(foto: archivo propio)

EL EMBALSE

La construcción de esta emblemática obra hidráulica para la ciudad de Jaén finalizó en el año 1976, año en que comienza también su explotación para abastecimiento de aguas a la ciudad y algunos pueblos de la campiñas jiennense y cordobesa. Decimos "emblemática" puesto que con este pantano se atajaban los crónicos problemas de abastecimiento de agua a una ciudad que se encontraba en franca expansión por entonces y que los manantiales de los alrededores ya no podían atender. 
La conducción general hasta la capital mide 20 km., y a partir de aquí, una extensa red de tuberías de más de 100 km. distribuye el agua a los siguientes núcleos de población: Fuerte del Rey, Villardompardo, Escañuela, Arjona, Arjonilla, Lahiguera, Porcuna, Lopera, Higuera de Calatrava y Santiago de Calatrava (en Jaén), Valenzuela y Cañete de las Torres (en Córdoba). La población total a la que abastece es de más de 140.000 habitantes, desembalsándose para ello 14 hm3. al año (mientras que la media de la aportación media anual por lluvias y deshielo es de 21 hm3.).
Su construcción hizo desparecer 12 viviendas que se encontraban en el fondo de este valle, y desplazar a 50 habitantes en total.
La presa es una obra de ingeniería del tipo de bóveda de doble curvatura, con un aliviadero de "labio fino". Tiene una altura sobre el cauce del río Quiebrajano, que comienza a pie de presa, de 71,5 m., mientras que la longitud de la zona superior es de 212 m.


Muro de la presa del Quiebrajano. Nivel del embalse a 7-01-2012
(foto: archivo propio)


Altura del muro de la presa desde la carretera
(foto: archivo propio)


Túnel que da acceso al embalse del Quiebrajano
(foto: archivo propio)


Mirador del embalse junto a la presa
(foto: archivo propio)


Vista del embalse desde el mirador. Edificio donde se encuentran las oficinas
(foto: archivo propio)


Vista de una de las colas del pantano
(foto: archivo propio)


Vista del embalse del Quiebrajano hacia el Sur
(foto: archivo propio)


RECURSOS TURÍSTICOS. LA RUTA DEL QUIEBRAJANO

La ruta que conduce al Pantano del Quiebrajano es una de las más recomendables de la Provincia de Jaén, por la belleza de los paisajes. Cuando tomamos la carretera del embalse en el Puente de la Sierra, nos vamos adentrando paulatinamente en la Sierra y las curvas comienzan a ser cada vez más numerosas. La primera parada recomendada es el mirador donde se encuentra el Vítor de Carlos III. Es éste un monolito erigido en 1784 en conmemoración de la reforma y acondicionamiento del camino que conduce a Otíñar desde Jaén. Posee en el cuerpo central una inscripción que dice: REYNANDO CARLOS III / PADRE DE SUS PUEBLOS / AÑO DE 1784. Desde aquí se contempla una espléndida vista del valle del Quiebrajano, de Jaén y su Sierra, y de Sierra Mágina hacia el Este.

Vítor de Carlos III. Vista de Jaén hacia el Norte, con el Castillo de Santa Catalina
(foto: archivo propio)


Vítor de Carlos III. Inscripción y escudo
(foto: archivo propio)

Más adelante, la carretera pasa entre impresionantes cañones que ha ido dibujando el río a lo largo del tiempo. Paredes rocosas que hacen las delicias de los amantes de la escalada.

Cañón del Río Quiebrajano. El Castillo de Otíñar se recorta al fondo.
(foto: archivo propio)

En todo momento se divisa en lo alto de un cerro la mole del castillo medieval de Otíñar, obra cristiana del siglo XIII sobre una anterior musulmana, que controlaba el paso desde Granada hacia Jaén por este valle. Podemos dejar el coche en un ensanche de la carretera y subir a pie a la aldea de Santa Cristina, hoy abandonada, y al mencionado castillo, del que también se aprecian unas inmejorables vistas.

El Castillo de Otíñar desde la carretera
(foto: archivo propio)

Siguiendo de nuevo nuestro camino, nos encontramos una bifurcación. Siguiendo hacia la izquierda, nos dirigiremos hacia la popular "Cañada de las Hazadillas", un lugar de recreo y esparcimiento muy utilizado por los jiennenses, que vienen aquí a pasar el día de campo. Existe aquí un Aula de la Naturaleza.
La carretera de la derecha nos lleva al embalse entre bellos paisajes y densos bosques de pinares. En toda esta zona se puede practicar el senderismo y el cicloturismo por las abundantes caminos y veredas que ofece la sierra. Y en el pantano está permitida la práctica de la pesca deportiva.



Bibliografía:

- Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
- VVAA. Jaén, Pueblos y Ciudades. Jaén, 1997.




6 comentarios:

  1. lo unico que le falta (que es lo que o necesitaba y no lo he encontrado) es para que sirven sus aguas pero por lo demas me ha ayudado mucho ¡gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus aguas sirven para abastecimiento a la población de Jaén y otras localidades. Lo pone en el artículo. Gracias a usted por pasarse por este blog.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Que especies hay el embalse para la practica de la pesca deportiva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la información que he podido recabar, en este pantano se pesca barco con mosca y el black-bass, y es raro pescar ya truchas, aunque de vez en cuando se pesca alguna.
      Gracias por tu interés, Francisco Javier

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. De momento no, Luis Miguel, pero hay una iniciativa popular de ciudadanos de Jaén que han solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir hacer del Quiebrajano un embalse navegable para la práctica deportiva. Te doy el enlace:
      http://www.diariojaen.es/jaen/apuesta-vecinal-para-que-el-quiebrajano-sea-navegable-MI1974619

      Gracias por su interés, Luis Miguel

      Eliminar